¿Y si este 10 de mayo les decimos la verdad?

Las mamás son siempre el blanco de nuestras frustraciones y problemas, porque sabemos que al final del día, su amor es infinito, sin importar que tanto empujamos los límites para perderlo.

Hoy les damos gracias por su amor incondicional y su amistad. Les damos las gracias por consolarnos cuando estábamos teniendo un mal día, o cuando parecía que las cosas no iban a mejorar.  Les damos las gracias por estar ahí cuando nos rompieron el corazón. Les damos las gracias por hacernos sentir invencibles cuando el mundo estaba conspirando en nuestra contra. Les damos las gracias presumir cada pequeño logro en Facebook y en sus grupos de Whatsapp. Les damos las gracias por convencernos de que éramos los más guapos justo cuando el monstruo de la pubertad nos estaba atacando.

Les vamos a dar siempre las gracias (aunque no siempre lo demostremos), por qué es imposible cuantificar el valor que tiene saber que siempre hay alguien cuidando de nosotros.


Nos quejamos de ellas todos los días, pero la verdad, las amamos. Mientras más crecemos, más nos damos cuenta que nos estamos convirtiendo en ellas, y vemos los enormes sacrificios que hicieron para convertirnos en adultos fuertes, responsables y agradecidos con la vida.


Tratemos de hoy de decirles la verdad, no sabríamos qué hacer sin ustedes, gracias infinitas.


¡Feliz día de las madres!


Raw Apothecary

Dejar un comentario