La rutina facial ideal: Cómo debes aplicar tus productos de belleza

Todo el tiempo recibimos preguntas de nuestros clientes sobre cómo se aplican los aceites faciales: ¿Es antes o después de la crema? ¿Ya no debo de usar crema? ¿Es en la noche o en la mañana? ¿Y el tónico, para qué es?


Si has tenido alguna de estas preguntas, te explicamos por qué es importante el orden con el que aplicas tus productos faciales y cómo simplificar tu rutina para maximizar los beneficios de cada producto.

 

¿Por qué es importante el orden?

El orden en la aplicación de los productos faciales asegura que estos se absorban de manera adecuada. Por ejemplo,  si usamos una crema facial y después un serum, las características químicas de la crema no permitirán que el serum penetre en la piel. O, si utilizamos bloqueador solar, y después una crema que cuente con un alto contenido de agua, el poder del bloqueador se diluirá y no tendremos la protección esperada.   


El orden correcto

¿Entonces, qué productos van antes de cuáles? En general la regla es la siguiente, aplica los más diluidos o líquidos antes y los aceites y cremas densas al final.


Durante el día la rutina debe ser más simple: Limpiar, hidratar y proteger del sol. Durante la noche, cuando los productos tienen más tiempo de absorberse y nosotras más tiempo de cuidarnos, podemos mezclar varios productos.


1.-  Limpiador 🌞 🌙

Este paso cambia radicalmente si se trata de tu rutina de día o de noche. Cuando te despiertes lava la cara solo con agua, que es suficiente para remover las impurezas que se generan durante la noche. En la noche utiliza un limpiador suave y natural, para remover el maquillaje y las impurezas más profundas que se generan durante el día. ¿Mi favorito? Dr. Bronners. La versión para bebés es la ideal para pieles mixtas y la de tea tree para pieles con acné.


2.- Tónico 🌞 🌙

Olvídate de los tónicos con alcohol, que son sumamente abrasivos para la piel. Los tónicos naturales preparan la piel para los siguientes productos y proveen nutrientes y antioxidantes. Prueba FRESH y úsalo todo el día para refrescar tu piel.


3.- Serum 🌙

Los serums son tratamientos super concentrados de nutrientes. La consistencia es más parecida a un gel que a un aceite facial, y normalmente tratan condiciones específicas de la piel. Durante el día, sáltate este paso ;).


4.- Crema para ojos 🌙

Los dermatologos recomiendan usar tratamientos para los ojos a partir de los 25 años, cuando la piel comienza a perder elasticidad y las primeras arrugas nos visitan. ¿Mi recomendación? El serum de Vitamina C de Perricone MD es bastante caro, pero definitivamente vale la pena.


5.- Aceite facial o crema 🌞 🌙

Hidratar la piel es fundamental para mantenerla sana y bonita. Dependiendo de tu tipo de piel es como debes llevar a cabo la aplicación del aceite.


DAILY RITUAL 🌞 , ideal para pieles mixtas o normales, debe de aplicarse durante el día, y complementarlo con una crema de noche. NIGHT REPAIR 🌙 se aplica durante la noche, ya que restaura pieles maduras o expuestas a condiciones extremas.


¿Y si tengo la piel grasa?  FIX IT   🌞 🌙 es un aceite suave con propiedades antibacteriales que se aplica tanto en el día como en la noche, te ayudará a mantenerla hidratada y limpia por más tiempo.  


6.- Bloqueador solar  🌞

La única manera de prevenir las horribles manchas de sol que salen con la edad. Acuérdate que ese look 90tero naranja ¡ya pasó de moda!


¿Y la exfoliación y mascarillas? 🌙

Una vez a la semana utiliza un exfoliador suave antes del tónico, y antes del serum deja una mascarilla actuar durante 10 minutos. Muy pronto RAW tendrá para tí una línea de mascarillas de arcilla ideal para complementar tu ritual.



Recuerda que el paso más importante es escuchar a tu piel. No todos los días son iguales, y no siempre necesitamos los mismos productos. Prueba diferentes cosas hasta que encuentres las que mejor funcionen para ti.


Dejar un comentario