Hoy te toca consentirte

Todos los años se venden más de 1,200 millones de libros de autoayuda en el mundo. Estamos desesperados por encontrarle un sentido a nuestra vida, por ser felices y por descubrir una cura para nuestro enemigo número uno: el estrés.   


Yo creo que el secreto para ser feliz es bastante simple: disfruta de las cosas buenas de la vida (que son casi todas), come pizza y toma vino.


Hoy te quiero hacer una propuesta, un experimento, tal vez te suene algo estúpido y te dará un poco de pena al principio, pero te prometo que te gustará tanto que lo harás más de una vez.


Paso número 1: ¡Tomate el día libre!

No me refiero a tómate el domingo libre, es importantísimo que sea un día entre semana (miércoles es el más recomendable). Y si, involucra mentirle a tu jefe, “enfermarse” de gripa, tener “un cólico tan fuerte que no te puedes parar de la cama” (No se asusten, sé que todas lo han hecho por lo menos una vez).


Paso número 2: Arréglate

Cuando la alarma suene (o cuando decidas despertarte), métete a bañar, pon algo de música, sécate el pelo y escoge un outfit que te encante.


Paso número 3: Busca un restaurante con terraza que sirva pizza

La Ciudad está llena de lugares increíbles. Encuentra uno que tenga terraza, donde puedas estar un par de horas disfrutando ver pasar la gente, y que claro, sirva pizza. Les dejo una lista de lugares para experimentar AQUí. No tiene que ser un lugar elegante, pero sí tiene que ser muy cómodo (estarás ahí un par de horas).


Paso número 4: Pide una pizza entera y una copa de vino (o dos, no dejes que el mesero te juzgue)

No importa si llegaste ahí a la 1 pm o a las 11 am, son las 4 de la tarde en algún lugar del mundo.


¡Apaga tu celular! Esta es una cita entre tu pizza, tu vino y tu, nadie más está invitado. Si todavía te sientes muy incómoda saliendo contigo misma, llévate un libro, poco a poco te acostumbraras y te darás cuenta que absolutamente nadie te está viendo (Y creeme, es la realización más liberadora que existe).



Paso número 5: ¡Disfruta!

Disfruta el día, que la vida se nos escapa cuando no nos tomamos un día libre de vez en cuando para convivir y consentir a la única persona que nos acompañará toda la vida. 


Dejar un comentario