Belleza de adentro hacia afuera, pasos sencillos para sentirte y verte mejor.

No se trata solo de belleza o de mejorar ciertos aspectos de tu apariencia, se trata de consentir a tu mente y a tu cuerpo. En Raw creemos que si te sientes bien de adentro hacia afuera en automático mejoras la salud de tu piel entre otra cosas. 

 

Ojalá con una mascarilla lográramos mejorar el cutis, la concentración, la energía, el estrés, etc. Pero no es así, se trata de ser constante con un modo de vida. Comer bien, hacer ejercicio, meditar y sí, también relajarnos, purificarnos y dar un respiro a la vida diaria que nos envejece. 

 

Te vamos a dar algunos tips que creemos importantes en un rutina de belleza y cuando decimos de belleza recuerda que no nos referimos solo a la belleza externa, si no también la interna. 

  1. Baja el ritmo de vida y date el tiempo necesario para un ritual

¡Te lo ganaste! Dos horas no van a hacer la diferencia ni en tu trabajo, ni con tus amigos, ni con tu familia, pero para ti si hace la diferencia que un día a la semana te des 1, 2 o 3 horas para relajarte, darte un baño de tina, hacerte un masaje, un facial o prender un incienso y leer un libro. 
De igual manera aunque en las mañanas y las noches no tengamos 1 hora entera para nuestra daily beauty routine si podemos mantenernos presentes en el momento, te garantizo que los vas a disfrutar más y seguro podrás ver mas y mejores resultados. La mente es más poderosa de lo que pensamos. 
  1. Back to basics

Simplifica tus productos. No sirve de nada tener 80 diferentes productos con millones de ingredientes que no sabes realmente en lo que te van a beneficiar. Aunque lo sepas si no eres constante con lo que usas difícilmente veras resultados contundentes. Si compramos un producto tenemos que estar conscientes que el verdadero cambio viene después de usarlo varias semanas.
Por eso te recomendamos que te comprometas a ser constante con una rutina de belleza que te guste y que cumpla con los requisitos que tu piel necesita, y una vez que te los acabes ya decides si quieres probar unos nuevos o te quedas con los mismos.
Y por su puesto cuando decimos simplifica también nos referimos a simplificar lo que pones en tu piel, si puedes pronunciar el ingrediente y sabes que viene de la naturaleza, úsalo, si no, piénsalo dos veces. 
  1. FRESH es lo primero

La despertada, seamos madrugadores o no, es difícil y debería ser más sutil de lo que estamos acostumbrados. Vivimos en un acelere total y cuando nos despertamos parecemos resortes. Sales volando de la cama directo a la regadera y ya de plano desayunas en el camino un pan tostado, ¿A que si?
Esto es rudo para el cuerpo y no del todo benéfico para la salud, aunque no lo creas, nos afecta a las articulaciones, al sistema nervioso, al estrés, y a otras cosas que nos restan calidad de vida. Cuando te levantes date tu tiempo para estirarte, si puedes hacer un poco de Tai Chi o una serie se respiraciones profundas lo recomendamos ampliamente. Empieza el día con un rico splash de agua fría en la cara y un tónico que despierte el cutis, aparte de sentirte más energética , tendrás más brillo en la piel. Claro que nuestro favorito es FRESH. 
  1. ¡Si hay que dormir! No solo la comida es gasolina

Dormir es una herramienta de belleza gratis y al alcance de todo el mundo. Definitivo no todos los cuerpos necesitan las mismas horas de sueño; yo en lo personal duermo mucho y no me cuesta para nada dormir 8 horas seguidas y profundas y aquí entre nos puedo hasta 9, 10 o 11 horas de sueño, pero hay personas que se les complica más. La recomendación de los doctores es de 8 horas, si de plano no logras las 8 horas creo que no hay mejor respuesta de cuanto dormir que escuchar tu cuerpo. Si te sientes sin energía, cansada, te cuesta trabajo concentrarte muy probable necesitas darte un break e intenta dormir unas horitas más. 
  1. Escucha a tu cuerpo 

Como ya lo platique en el punto anterior, escuchar tu cuerpo te puede dar muchas respuestas. Hay señales difíciles de ignorar cuando se trata de alguna deficiencia, ya sea en sueño, comida, vitaminas, hidratación etc.
Haz un análisis y se sincera contigo misma, analiza tu piel, tu hambre, tu cansancio, tu energía, tu concentración, tu respiración, tus músculos, etc. Aunque no tengamos el remedio a todas estas deficiencias, escuchando puedes tomar mejores decisiones sobre como cuidarte y en caso de que creas necesario, visitar a un doctor para profundizar en un problema y solucionarlo de raíz. 

1 comentario

  • Me encanta!

    Macarena Riva

Dejar un comentario